Desayunos con espelta: una manera sana de “supervitaminarse y mineralizarse”

0

Posted by Selección Natural | Posted in -- Alimentación ecológica, Noticias "verdes" | Posted on 30-05-2013

Etiquetas: , ,

Espelta

La espelta es el cereal más antiguo que se conoce y es considerado el origen de todas la variedades de trigo actuales. Se ha cultivado desde hace unos 8.000 años en la zona de Mesopotamia, en el llamado “creciente fértil” y después se fue extendiendo por toda Europa.  En la península ibérica su cultivo fue muy abundante durante la Edad Media.
Hoy en día la espelta es poco conocida ya que, desde finales del siglo XIX, debido a su baja productividad y a la necesidad de más terreno para su cultivo, se dejó de utilizar y se optó por la plantación del trigo en detrimento de la espelta.

Ahora empieza a ser cada vez más utilizado y demandado este cereal debido a sus propiedades nutricionales, a su agradable sabor y a las posibilidades de consumo que ofrece tanto en el desayuno como en cualquier otra comida del día, en forma de pan, galletas, harinas, cerveza, copos y sémolas como el cous-cous.

La espelta es una variedad de trigo ideal para el cultivo ecológico ya que por un lado tiene una gran resistencia a las plagas y diferentes parásitos y por otro lado soporta bastante bien climas adversos y terrenos poco propicios (soporta bien el frío y la falta de agua)

 

Propiedades de la espelta

 

Como decimos, la espelta es un cereal con grandes propiedades nutricionales y muy saludable:

  • Es rica en carbohidratos y proteínas. Contiene 8 aminoácidos esenciales, lo que la hace muy interesante para personas vegetarianas.
  • Supera al trigo en cuanto a riqueza vitamínica, proteínas y minerales, así como en porcentaje de fibra dietética, siendo ideal para combatir el estreñimiento y la obesidad
  • No contiene colesterol
  • Es recomendable su consumo para mantener el bienestar físico y mental, por su alto contenido en triptófano.
  • La asimilación de sus nutrientes es extraordinaria ya que es una planta que no ha sufrido tantas variaciones, ni “mejoras” como el trigo y ese es el motivo principal que le hace menos alérgico. Es más fácilmente digerible que el trigo, ya que contiene menos gluten y más fibra, y las pequeñas alergias derivadas del consumo de trigo desaparecen completamente o disminuyen considerablemente al cambiar el trigo por la espelta. Aún así, los celíacos deberán tenerlo en cuenta y no consumirlo ya que, como decimos, contiene gluten.

La espelta nos aporta una gran cantidad de minerales y vitaminas como:

> el zinc, con altas propiedades cardiovasculares, ya que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo y el funcionamiento de los vasos sanguíneos en general.

> El magnesio, conocido como el mineral “anti-estrés”, y el ácido silícico, que también favorecen la circulación sanguínea y refuerzan el sistema inmunológico, además de alimentar a nuestros tejidos.

> Las vitaminas B1, B2 y B3, que ayudan a reducir los ataques de migraña.

>  Es un cereal rico en ácido oleico y ácido linoleico, lo cual lo hace ideal para prevenir enfermedades cardiovasculares.

> Su buen aporte de fósforo, hierro, potasio y betacarotenos la hacen muy nutritiva.

> Y cuenta con una gran cantidad de vitaminas antioxidantes y anti cancerígenas, como la vitamina E, provitamina A, las B, etc.

desayuno con espelta

Por todas estas propiedades nutricionales y saludables y por su rico y dulce sabor, en Selección Natural apostamos por la espelta en nuestros desayunos a domicilio y os sugerimos su consumo en forma de un riquísimo muesli ecológico de espelta hinchada que, junto a los frutos rojos, aportarán las vitaminas y proteínas necesarias para afrontar el día con fuerza, salud y energía.
Como decía Super Ratón: “no olviden supervitaminarse y mineralizarse”!

FacebookTwitterLinkedInPinterestShare

Write a comment